Junta de Andalucia y AGRECA marcan el camino para profundizar en la mejora de la gestión del 32% de los residuos de la comunidad

Junta de Andalucia y AGRECA marcan el camino para profundizar en la mejora de la gestión del 32% de los residuos de la comunidad

8 julio, 2021 Desactivado Por Aridos Reciclados RCD

El Consejo de Gobierno andaluz ha conocido un informe sobre las medidas destinadas al fomento del reciclaje y la circularidad de los residuos de la construcción y la demolición puestas en funcionamiento por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible. Entre ellas se incluye un protocolo general de actuación acordado con la Asociación de Empresas Gestoras de Residuos de Construcción y Demolición de Andalucía (Agreca), que se ha firmado este mismo martes por la consejera Carmen Crespo y el presidente de esta organización, Pedro Antonio de Toro.

El sector de la construcción es clave en el crecimiento de la economía. No obstante, los residuos de construcción y demolición suponen el 32% de los residuos producidos en la comunidad, siendo el segundo flujo de producción después de los residuos sólidos urbanos (36%), según los datos del diagnóstico del Plan Integral de Residuos de Andalucía (Pirec 2030). Por ello, desde la Junta se ponen en marcha medidas que faciliten el empleo de este tipo de materiales reciclados, fomentando la economía circular y obteniendo ventajas como alargar la vida útil de este tipo de materiales, evitar el vertido en vertederos, minimizar la extracción de materias primas de la naturaleza y generar oportunidades de negocio en torno a la gestión de este tipo de residuos.

La mala gestión histórica de estos residuos ha provocado la aparición de vertederos incontrolados o escombreras en toda España, que incluso han acarreado la apertura de un procedimiento sancionador de la Unión Europea. Sin embargo, este tipo de residuos tiene un gran potencial de circularidad, siendo su gestión y reutilización muy factible y conveniente en nuevas obras. De hecho, las obras de infraestructuras relacionadas con la economía circular de la Consejería llevan en los pliegos de licitación desde hace tiempo una cláusula de reutilización de residuos de la construcción, como es el caso de los puntos limpios o las estaciones de transferencia. La dirección de Calidad Ambiental y Cambio Climático está extendiendo esta iniciativa al resto de áreas a otros centros directivos que licitan obras, como ha ocurrido con Producción Agrícola y la reciente licitación del Plan Itínere para la mejora de caminos rurales.

Para paliar el problema generado por la proliferación de vertederos incontrolados, la gestión actual de estos residuos se orienta a evitar nuevos puntos de acopio. Para ello, se está llevando a cabo un inventario de los mismos y un plan de sellado. En estos momentos se están ejecutando once actuaciones por un total de 18,5 millones de euros (5,7 millones corresponden a intervenciones ya finalizadas; 4,7 millones se encuentran en ejecución y 8 millones, en licitación) y, además, ya existe un banco de proyectos por 20 millones de euros más. Al mismo tiempo, se ha puesto en marcha una herramienta de localización de vertederos incontrolados para su seguimiento y la apertura de sanciones cuando proceda.

Otras medidas relacionadas con este tipo de residuos son la incorporación del uso obligatorio de estos materiales en pliegos de obra pública promovidos desde la Consejería, como es el caso del Plan Itínere de caminos rurales, y la vocación de extenderlo al resto de procedimientos de compra pública ecológica de la Junta de Andalucía.

La firma del protocolo de colaboración con Agreca permitirá a la Consejería establecer una interlocución permanente con el sector, apostando por la formación, divulgación y sensibilización sobre la correcta gestión de este tipo de residuos, el intercambio de información sobre prácticas irregulares, la publicación de un visor de gestores de residuos de la construcción y demolición en Andalucía y el fomento de la implantación de una ordenanza municipal para la gestión en obras menores.